miércoles, 14 de septiembre de 2011

Oración al Gato Negro


Hace poco más de dos años que escribí esta oración, esto con la intención de reprogramarme mentalmente a una realidad más conveniente y personal. Siéntase libre de utilizarla si la encuentra útil.

Gato negro majestuoso, recorres el órden y caos de las noches con los ojos cerrados, oídos abiertos, clavos afilados, velando las puertas y túneles mágicos que hubieran de abrirse de ser necesario. Ayuda a mi temple, controla mi mano, ella sostiene la espada que muchos han envidiado. No dejes que el sol o el diluvio arruinen mi prado, con egoístas agonías y modales humanos. Alma gemela, caminante apremiado, compartes de ti lo que a mí me ha faltado. No permitas que el daño me asfixie. Aleja la ceguera y la envidia de mis hermanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada